Guía para pescados y mariscos actualizada por el gobierno estadounidense

Agrupaciones dedicadas a la comercialización de pescados y mariscos en Estados Unidos elogian la guía actualizada del gobierno que alienta a embarazadas, madres lactantes y niños a comer más mariscos. La Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) está actualizando sus Pautas dietéticas 2015-2020, lanzadas en 2017, que recomiendan que los estadounidenses coman al menos ocho onzas de mariscos por semana, basándose en una dieta de 2,000 calorías.

Si bien la FDA no aumentó la cantidad recomendada de pescados y mariscos que los adultos deben comer, enfatiza los beneficios nutricionales de comer al menos ocho onzas de pescado por semana. La agencia también tiene como objetivo ayudar a los consumidores que deberían limitar su exposición al mercurio a elegir el tipo de pescado que se ajuste a sus necesidades. «Es importante tener en cuenta que las mujeres que pueden quedar embarazadas, que están embarazadas o amamantando y los niños pequeños, deben evitar los pocos tipos de peces comerciales con niveles altos de mercurio», dijo la FDA. La tabla de consejos de mercurio de pescados y mariscos de la FDA, que incluye «Mejores opciones», «Opciones correctas» y «Opciones para evitar», permanece sin cambios desde 2017. «Opciones para evitar» incluye la caballa, la aguja, el reloj anaranjado, el tiburón, el pez espada y el atún patudo.

Los datos de la FDA muestran que las mujeres embarazadas comen, en promedio, 1.89 onzas de mariscos por semana. «El objetivo de la FDA es, en algunos casos, aumentar seis veces la cantidad de mariscos que las mujeres embarazadas consumen actualmente», agregó Fowler, gerenta de comunicaciones del Instituto Nacional de Pesca. La guía entrega mensajes simples como: «Las mujeres embarazadas deben comer entre dos y tres comidas de mariscos por semana». La FDA destaca los muchos nutrientes que se encuentran en los peces, varios de los cuales tienen funciones importantes en el crecimiento y desarrollo durante el embarazo y la primera infancia. Las nuevas pautas también resaltan los beneficios potenciales para la salud de comer pescado como parte de un patrón de alimentación saludable, en particular para mejorar la salud del corazón y reducir el riesgo de obesidad.

Fuente: Seafood Source https://www.seafoodsource.com/news/food-safety-health/groups-praise-updated-us-government-seafood-guidance

Cargando imágenes...